Seguidores

miércoles, 12 de marzo de 2008

PARA PONERSE COLORAOS

Con semejante titulo me mandaba ayer un emilio, un buen amigo y gran pescador, con varios cientos de salmones en su haber todos ellos devueltos a su medio por rios de medio mundo.
El email decia así:

Mi amigo Bob Laughton me acaba de mandar los resultados de la campaña del 2007 del río que él gestiona.
Se capturaron algo más de 10.000 salmones y 2.200 reos. Este río es el Spey (¿a que os suena?).
También me manda datos sobre la freza natural de este invierno: han contabilizado 7.140 salmones, estimando una producción natural de 18 millones de huevos de salmón a lo largo del tramo pescable del río.
También me indica, que gracias al seguimiento de los peces devueltos al río, saben que el 70% de los salmones capturados han vuelto al río Spey a desovar. Aún no dispone de los datos de supervivencia en la fase marina.
Respecto a los reos, estiman que el 50% de las capturas son devueltas al río, ya que los pescadores esperan que este gesto ayude a la reproducción natural de la especie en el río. Actualmente, han contratado a dos biólogos marinos con el objetivo de identificar las causas sobre el descenso en la población de reos; esta investigación se llevará a cabo durante los próximos tres años y ayudará a elaborar y aplicar determinados planes de gestión que ?ayude a rectificar errores cometidos?.
Asimismo me envía alguna de las normas de captura de peces que te paso a resumir:
PARA EL REO:

Diferencian dos tipos:
· FINNOCK (serían los ?reos añales?, es decir, sin retornos anteriores al río): se deberán devolver obligatoriamente todos los menores o iguales a 25 cm. (unas 10 onzas de peso).
· SEA TROUT (reos con más de un retorno al río, y que se supone que ya desovaron, al menos, una vez): Se deberán devolver al río todos los de más 50 cm (o 3 libras de peso).
Se establece un cupo por pescador y día de DOS (2) truchas o Finnock.
Todos los demás peces (bien sean alevines, zancados, etc), o cualquier individuo que no se vea claramente que son de carácter estacional deberán ser devueltos al agua.

PARA EL SALMÓN:

Hasta el 30 de junio, cada pescador deberá devolver el primero, tercero, quinto, ?(y sucesivamente los impares) peces capturados.
Después del 30 de junio, todos los salmones hembra deberán ser devueltos (a partir de esta fecha, el salmón comienza su dimorfismo sexual)
Durante toda la campaña: se deberán devolver al río TODOS los salmones de color oscuro, y que no sean claramente de entrada (plateados)..
Todos los salmones procedentes de granjas, con malformaciones de aletas o marcas visibles de enfermedades deberán ser sacrificados.

Aún con estas medidas de gestión, no las tienen todas consigo de estar haciéndolo bien, y son muy prudentes.
Aún así, en el Reino Unido, tienen una tremenda presión por parte de los países nórdicos, que les acusan de estar aniquilando a sus poblaciones de salmones y reos.
En el Reino Unido hay alrededor de 3.000.000 de licencias de pesca, y se permiten pescas de salmón y reo en el mar con redes (aunque esta batalla está ganada, e irá desapareciendo en cuanto acaben las moratorias establecidas).


Desde mi punto de vista este modelo de gestión auna una excelente protección de los peces, un estudio adecuado de los mismos y una extracción estudiada, moderada y poco lesiva.
Se pretende dejar en el rio a los mayores ejemplares, las hembras y aquellos que han demostrado una adecuada capacidad de adaptación al medio.
No se si este tipo de gestión tendria cabida en Asturias pero deberia ser un ejemplo a seguir para nuestra administración, mas ocupada en otros asuntos que en efectuar una adecuada gestión en nuestras aguas que nos permita protejer al pez, dar cabida a todos los tipos de pescadores y defender los ecosistemas.
Un saludo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Como ya comente en varias ocasiones, cada cuenca es unica y diferente y extrapolar medidas de otros rios que poseen unas condiciones completamente distintas a los nuestros es cuando menos, arriesgado.

Pero queda patente que en el resto de paises se toman muy enserio la gestion piscicola y asi, con todo las poblaciones tienen ciertos problemas.

Asturias o en planeta asdsturias como algun iluminado se empeña en llamarla, vamos a la cola en este tema y nuestros dirigentes parece no darse por enterados.

Pedre dijo...

Claro, no me refiero a calcar este modelo de gestión en nuestros rios, cada rio es diferente, pero al menos es un modelo de gestión, y al menos parece dar fruto, y al menos se estudian los problemas, y al menos se invierte dinero en el rio.
¿Que tenemos en Asturias?
Palabras y humo a expuertas.

pd.os imaginais aqui a nuestros pescadores soltando los impares?
Jejeje, iba a haber muchos que iban a aprender a contar de dos en dos.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Está muy bien lo que cuentas en el post,pero de momento "Asturias is diferent",estamos a años luz de Europa,y ya no te digo nada en el tema de gestión piscicola,creo que debemos ir paso a paso,pero mi pregunta es ¿cual sería el primero?
Un saludete Diego

VITI dijo...

Buf, menuda gestión, con varios peros: como ya comentaron por aqui sería muy dificil de extrapolarla a nuestros rios, ya que no tienen el mismo regimen, caudal y longitud que los nuestros. Además quien les hace entrar en la cabeza esas cosas como los que no estén plateaos de entrada, lo de los pares e impares a muchos ribereños... Pero como bien dice Diego Asturias is Diferent... Aunque algún plan se ha de hacer aunque sea experimental. Pero repito a Diego cual sería el primer paso?

El Cormo dijo...

El primero? yo lo tengo clarísimo: Hacer lo que sea antes de que acabemos con los salmones.

Anónimo dijo...

Esto es igual que todos esos biólogos, ingenieros de montes, veterinarios, forestales... que van a darse codazos a Somiedo para ver un oso, con sus prismaticos, sus botas de montaña último modelo, su cámara de fotos de 50 mpx....y luego piden que no se moleste a los osos.
Señores, nos estamos cargando el planeta, somos demasiados, y todos queremos nuestro coche, nuestro apartamento en primera linea de costa y dormmir calentinos con la calefacción a todo gas. Dentro de poco vamos a pedir que al salmón nos lo manden en rojo y verde, criado con pienso de primera y con un motorín en la cola para que tire mas. Os parasteis alguna vez a pensar que ese pez que sacasteis del agua en no se que pozo, ya paso por las manos de 20 tios, que a sus padres los metieron en una bañera para que pudieran reproducirse y paso por no se cuantos aparatinos que les ponian un " cacho de fierro " en la garganta y los númeraba y no se que mas y que dentro de poco vana venir con fecha de caducidad y sabiendo artes marciales para defenderse de los cormoranes... Ojala yo supiese la solución pero nuestros rios y montes cada vez se parecen mas a granjas y piscifactorias.
Muy bueno el blog Pedre. Que no decaiga.

Anónimo dijo...

Esas medidas de gestión son para un río determinado, en un país donde hay muchos ríos, además de una presión pesquera infernal. Aún queda mucho por andar en Asturias, donde la gestión es "café para todos". Cada río es distinto, pero los peces y el problema de la gestión de sus poblaciones son similares. Las medidas respecto a períodos hábiles de pesca, cupos, tallas, capturas, etc, no dejan de ser recetas y tratamientos que se aplican tras elaborar un diagnóstico del estado de las poblaciones. Lo contrario es gestionar a ciegas con el único propósito de satisfacer a determinados grupos sociales con exigencias muy subjetivas. Los estudios y análisis que se comiencen hoy, marcarán las pautas a seguir y las normas a aplicar dentro de 3 o 4 años; lamentablemente, ningún politico apuesta por invertir recursos y medios para algo que no se pueda cuantificar en un año, y por supuesto que no se pueda capitalizar en votos durante su legislatura. Esta temporada, como en las anteriores, se levanta la veda sin saber si se van a pescar más o menos peces de los que el ecosistema y el hombre va a renovar; vamos a sacar nuestro capital de la cuenta de ahorros sin saber si al final nos quedaremos con superávit o en quiebra; eso quedará en la conciencia de cada uno. Todas las medidas restrictivas que han tenido éxito en ríos de otros países han sido motivadas por los propios pescadores ante el declive de las poblaciones. No queda más remedio de que los pescadores nos concienciemos los unos a los otros de que esto tiene un final drástico por si solo si continuamos pescando a ciegas, o por el contrario, nos apretemos el cinturón unos años para que todos sigamos disfrutando del río.
Por cierto, tambien se me olvidó decir que la temporada de pesca en el Spey comienza el 11 de febrero y finaliza el 30 de septiembre. Sus normas de pesca se podrán interpretar como muy restrictivas, pero son bastante objetivas, ya que las apoyan en estudios y datos reales; no van tan a ciegas como aquí, pero tambien consideran que la pesca tiene cabida en la conservación y mejora de las especies piscicolas.

type='text/javascript'/>